dissabte, 25 d’abril de 2009

Mitos y leyendas urbanas

Érase una vez, en una ciudad llamada Cnosos, había un chaval llamado Minotau, famoso en el barrio por pertenecer al top10 nacional de Los Tíos más Feos del Lugar. Con el tiempo, Minotau se fue volviendo loco y agresivo al caer en el mundo de las drogas, y fue a partir de aquella época cuando todas las novias que tuvo le empezaron a poner los cuernos.
Al enterarse de ello, el cornudo de Minotau cayó en una depresión. Para intentar animarse el chico a menudo regentaba un local nocturno llamado The Labyrinth, un lugar de la marcha con tantas salas que siempre acabas perdido.

Sin embargo sólo hizo que empeorar su situación, pues Minotau era tan plasta que la gente abandonaba el pub para no tener que aguantarle.


Entonces el dueño del local, DJ Minos, tuvo una idea y lanzó una promoción; daba chupitos gratis a 7 personas a cambio de que soportaran al aguafiestas de Minotau.

Durante un tiempo la idea funcionó y parecía que Minotau estaba controlado, sin embargo un día Teseo, un guaperas que era candidato a conseguir sus chupitos gratis, quiso acabar con el sufrimiento de aquellos que tenían que soportar a Minotau dándole una paliza.

Entonces Ariadna, que era hija de DJ Minos, le dijo a Teseo que ella le ayudaría a salir de The Labyrinth por si se perdía allí dentro, ya que ella se conocía muy bien el pub, y le dio su número de móvil para que la llamara (bueno y porque en verdad a ella le molaba).
Total que esa noche Teseo acabó encarándose con Minotau y, después de muchos insultos y puñetazos, lo dejó K.O. y nunca más se atrevió a salir de fiesta por las noches.


Al final todos acabaron felices: DJ Minos ya no se preocupaba por los ingresos del local, la gente podía darse sus bailoteos tranquilos y Teseo y Ariadna empezaron una bonita relación amorosa (de la que, según cuentan, ella no salió bien parada....)


1 comentari:

Santi ha dit...

Lástima de Minotau... snif, snif