dijous, 25 de maig de 2017

Roma no paga traidores




PRESENTACIÓN
Este libro es la segunda parte de Continúan los crímenes en Roma. Su autor se llama Emilio Calderón y es de género policíaco.
A pesar de ser una continuación, se puede leer directamente la historia, ya que al comienzo se resume brevemente lo que sucedió en el anterior libro.

El argumento gira entorno a Manio, un joven romano que tras haber sido acusado de la muerte de su padre y finalmente declarado inocente gracias a la ayuda de Estéfanos, conocido como “El Griego”, se casa con Claudia y planea vivir felizmente en Pompeya.
Pero un día, en una representación de teatro se comete un asesinato y a partir de este punto se embarcará en una serie de aventuras para resolver un gran misterio.

RESUMEN DE LA HISTORIA: AVENTURAS DEL PROTAGONISTA
La historia es, en resumen, la siguiente: al producirse el asesinato en el teatro, Manio se entera de que la víctima es uno de los ayudantes de Petosiris, un escribano también asesinado que había logrado descifrar los jeroglíficos de la tumba de la adivina Berenice.
Él y El Griego viajan a donde se encuentra el césar Tiberio, quien les dice que le ayuden a descubrir quien les mató y a averiguar qué decía lo que habían descifrado. Por ello van a Egipto, y allí conocen a Gelio, quien gobierna la zona y es de confianza del césar.
Después parten hacia la tumba de la adivina y se encuentran al otro ayudante de Petosiris, quien les revela que las predicciones dicen que un traidor acabará con el emperador, y también se menciona a Jesús de Nazaret, entre otras cosas.
Tras muchas aventuras, se enteran de que han sido engañados por Gelio y que éste es el traidor además de también haber mandado matar al escribano y su ayudante, por lo que vuelven corriendo al hogar del césar y le salvan justo a tiempo, quedando el caso resuelto.

Al principio, Manio quiere acabar con Tiberio porque él se había quedado con las posesiones de su padre que le pertenecían por herencia, pero al final acaba salvándole la vida y a cambio, el césar le devuelve sus posesiones.
Luego comenta que lo importante es perdonar y seguir adelante porque si no, viviríamos con amargura, y esa frase me gustó bastante.
Se ve como el protagonista evoluciona y se deshace de su odio.

VALORACIÓN PERSONAL
Personalmente, me gustan este tipo de relatos ya que estos temas me llaman mucho la atención. Con todo, voy a comentar algo negativo desde mi punto de vista, ya que al principio se me hizo algo lento y costó que me enganchase, por lo que pasaba un tiempo hasta que retomaba la lectura. Cuando avancé algunos capítulos, la trama se me hizo más interesante.

Otro punto negativo es que se comentan muchas ciudades, personajes y costumbres de la antigüedad, por tanto, al principio me sentí un poco desorientada, ya que no conozco tanto sobre ese tema. Pero a la vez, te enseña muchas cosas que la mayoría posiblemente no sabría, como por ejemplo, que tanto en Egipto como en Grecia las puertas se abrían hacia afuera, y para evitar herir a alguien al salir, se avisaba golpeando varias veces desde el interior.

Un hecho que no me esperaba es que se menciona a Jesús, ya que la adivina había predicho que sus sucesores gobernarían Roma, cosa que les extraña porque para ellos un judío no podía ser el césar.

El título del libro se menciona en las últimas páginas que imagino que se refiere a la traición de Gelio, y como dice: “Ningún traidor tienen cabida ni entre los dioses, ni entre los demonios”.

Como conclusión, me ha acabado gustando, cosa que no creía mucho al empezarlo, pero al final ha resultado entretenido, aunque hubiese preferido haber leído el primero antes para no andar perdida en las primeras hojas, además, su argumento me parece curioso.

También he aprendido sobre muchas cosas del antiguo Imperio Romano y no me arrepiento de haberlo leído.

1 comentari:

Santi aigialos ha dit...

Me alegro de que te gustara. Ahora puedes leer en verano la novela anterior Continúan los crímenes en Roma!